ACEPTAR
Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.
Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies

Controla las luces de tu casa desde el móvil

iquest;Sabías que gracias a la teconologia puedes manipular la iluminación, y crear ambientes personalizados en tu hogar? No necesitamos la misma luz cuando estamos jugando con los niños que cuando vemos una película, leemos una novela o cenamos con la pareja. Los equipos de domótica (la tecnología adaptada al hogar) ofrece un abanico de posibilidades, que hasta hace unos años eran impensables. Con un sol clic podemos apagar y encender las luces del hogar a distancia o comprobar desde el trabajo si hemos apagado todos los interruptores antes de salir de casa. También permite bajar la intensidad lumínica—por ejemplo, crear un ambiente tenue en la habitación de los niños para asustar los miedos durante la noche— o jugar con el color de las luces para crear diferentes ambientes.




Los dispositivos para controlar el sistema son muy variados: desde un interruptor, un multipolsador, un mando a distancia y, también, un móvil inteligente o una tablet. Con estos mecanismos se ha acabado ir por todas las habitaciones de la casa, comprobando que las luces están apagadas. Algunas compañías ofrecen aplicaciones móviles que se integran en las funciones inteligentes de la casa y permiten crear escenarios adaptados a cada situación, disfrutar de ambientes lumínicos de fiesta, de cena íntima con la pareja o un momento de lectura tranquila. Además, si el circuito de iluminación del hogar se integra a un mecanismo de instalación domótica con controladores y sensores, conseguiremos detectar nuestra presencia al entrar o salir de una habitación porque se encienda o se apague la luz de acuerdo con las órdenes que hayamos dado al sistema.

Estos tipos de aplicaciones funcionan al hogar, pero también en edificios de oficinas. Algunas grandes compañías, por ejemplo, no han dudado a implementar sus sistemas de domótica para reducir costes. Han conseguido ahorros en la factura de la luz, con una acción tan sencilla como apagar telemáticamente las luces de cada una de las estancias, desde el despacho hasta el baño, cuando se quedaban encendidas. Sistemas similares se pueden aplicar para regular la calefacción y el aire acondicionado.

Si quieres optimizar el gasto energético y controlar los ambientes lumínicos de tu hogar, la domótica es tu solución. Ven a Aquallar Serveis Integrals y te informaremos.

Bluverd Comunicació