ACEPTAR
Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.
Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies

Elimina la cal del agua de tu hogar

La cal que contiene el agua de consumo doméstico provoca incrustaciones en las cañerías y disminuye la eficiencia de electrodomésticos como los calentadores, las lavadoras y el lavavajillas. Pero sus efectos van más allá: junto con el magnesio y el cloro, la cal puede generar problemas dermatológicos, respiratorios y renales. La instalación de descalcificadors acabará con estos problemas y hará que vuestra vivienda disponga en todo momento de agua de calidad.



Más allá de las molestias que la cal supone para la limpieza de grifos, duchas y sanitarios, las resistencias de muchos electrodomésticos del hogar sufren calcificaciones que derivan en un aumento del consumo de energía. La caldera, por ejemplo, puede registrar un incremento considerable de luz. Además, las lavadoras como los lavavajillas requieren más detergente para neutralizar el efecto de la cal en el agua. La acumulación de cal también puede generar problemas, estropear los aparatos y acortar la vida útil de los electrodomésticos. Los aparatos descalcificadors suelen instalarse en la entrada de las viviendas y gracias a un proceso de filtraje con resinas, retienen los iones de calcio y magnesio, y los intercambian por iones de sodio.

Protege, también, tu salud
La presencia de cal —y otras sales disueltas— en el agua puede provoca picores, sequedad y aspereza en la piel y cabellos y puede agravar los problemas en personas que sufren dermatitis, piel atópica y psoriasi. Los aparatos descalcificadors suministran agua ionizada y ayudan a eliminar las toxinas del organismo e hidrataremos el cuerpo, sin necesidad de utilizar jabones especializados, cremas hidratantes y otros productos de cosmética. El efecto de los descalcificadiors también se hace notar en el gusto del agua. La cloración del agua es necesaria porque el suministro llegue al hogar libre de contaminación bacteriana. En contrapartida, pero, el agua puede adquirir cierto gusto desagradable. Con la instalación de filtros conseguirá una agua acendrada, libro de gérmenes, sabores y olores y sin incrustaciones de cal.

Ven a Aquallar Servicios Integrales y te explicaremos como protegerte de la agresión de la cal, a optimizar la vida útil de sus electrodomésticos y mejorar la salud.

Bluverd Comunicació