ACEPTAR
Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.
Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies

Ahorra en la factura del aire acondicionado

Aquallar Serveis Integrals te asesorará para optimizar el funcionamiento de los aparatos de aire y mejorar la confortabilidad de tu hogar durante los meses de calor



El calor ya ha llegado y para evitar sorpresas en la factura de la luz de los próximos meses, es bueno empezar a pensar en el equipo de aire acondicionado que necesita tu hogar. A continuación te enumeramos algunos de los puntos que tienes que tener en cuenta para optimizar los recursos energéticos y disfrutar de un verano fresco sin salir de casa.

Elige un buen equipo. Cómo en la mayoría de electrodomésticos hay que tener en cuenta la etiqueta energética del aparato. Los de categoría A quizás son uno algo más caros, pero precisamente por este motivo son más óptimos en el consumo energético y te permitirán ahorrar hasta un 50% de energía. Además, si tu casa es muy grande, es posible que necesites más de un aparato o incluso un sistema general. Así, al elegir qué tipo de modelo va a instalar, hay que estudiar factores como los metros cuadrados del espacio a refrigerar, la climatología del lugar, la orientación o el grado de aislamiento.

Busca un instalador profesional. En la instalación de un equipo de aire acondicionado hay que tener en cuenta una serie de detalles que un buen profesional conocerá en profundidad, como por ejemplo la localización del compresor exterior (que no conviene tapar) o el mismo aparato climatitzador. También hay que situar el aparato a la altura y con la orientación adecuada para aprovechar toda su capacidad y confort. Además, en el supuesto de que traiga termostato, hay que colocarlo lejos de las zonas de corriente de aire o puertas. Todos estos elementos ayudarán a ahorrar energía y rebajar la factura de la luz.

No pases calor, pero tampoco frío. Hay que intentar evitar el exceso de frío o los cambios bruscos de temperatura. La temperatura de confort recomendada está entre los 24ºC y los 26ºC y cada grado de menos puede suponer un incremento de hasta el 8% en tu factura de la luz. La mejor opción es fijar una temperatura alrededor del 25ºC porque el aparato trabajará en máximo rendimiento hasta conseguir esta temperatura indicada y después se limitará a regularla, pero sin excesivo consumo.

Haz un buen mantenimiento. El buen funcionamiento del aparato garantizará más ahorro energético. Por eso hay que limpiar los filtros cada dos o tres meses, porque el polvo acumulado rebaja su rendimiento. El aire que sale del aparato tiene que ser tan frío como el primer día. Si no es el caso, quizás se ha producido una fuga de refrigerante y habrá que avisar a un instalador profesional porque solucione.

Un hogar con buenos cierramientos. Proteger puertas y ventanas térmicamente (con espuma a las juntas o ribetes) evitará a salto de mata de aire y pérdidas de energía. Por otro lado, es necesario aprovechar las persianas y cortinas para impedir el paso de la radiación solar en los momentos del día de más calor. Pequeños cambios de este tipo mejorarán la confortabilitat de casa tuya y te permitirán ahorra en la factura de la luz.

Bluverd Comunicació / Bluverd.com